Plan de parto

Durante el embarazo es recomendable recabar toda la información sobre el modelo asistencial del hospital donde vayas a parir, y para ello, una buena ayuda es hablar con la matrona. Pregunta todo lo que necesites saber, pues si tus peticiones son fundadas y consensuadas, y no suponen ningún problema ni para ti ni para tu hijo, recibirás el apoyo de los profesionales.

Se trata de participar en las cuestiones que sí son negociables, no en dirigir tu parto. En situaciones de riesgo tendrás que aceptar los procedimientos que los profesionales consideren necesarios.

Estas decisiones son las que se recogen en un documento denominado “plan de parto”, y están protegidas por la ley.

Cómo realizarlo

En mi caso, yo lo hice muy sencillo, breve y conciso. A continuación te dejo el modelo de mi plan de parto. Si quisierais usarlo sólo debéis eliminar lo que viene en letra cursiva, rellenar los campos que sean necesarios y añadir tu nombre completo al inicio.

La llegada al hospital

  • Acompañamiento: escribe qué persona quieres que esté presente durante el parto.

Periodo de dilatación

  • Personal asistencial: Yo solicité que se llevará a cabo por parte del mismo personal en todo el proceso, salvo que la organización del trabajo lo impida o que yo lo solicite para estar más tranquila.
  • (Si / No) deseo enema. Esto está bien que aparezca pues aunque no se recomienda, a veces te lo ponen sin preguntar, y otras veces no has sido capaz de ir al baño y lo quieres solicitar. 
  • (Si / No) deseo rasurado. Yo puse que no, a no ser que el personal lo aconseje para una mejor sutura, porque me daba un poco de cosa que me lo tuvieran que hacer, así que lo llevé hecho desde casa.
  • Deseo beber agua o zumo. En algunos hospitales no te dan nada.
  • Postura y lugar: Existen diversas posturas aunque no se sabe cual es la más adecuada, así que estos dependerá de cada mujer. En cuanto al lugar, puede ser en la cama, en un taburete, en una silla de parto, en la piscina… En mi caso consideré que Prefiero elegir la postura en el mismo momento del parto, según me encuentre y según me aconseje la matrona que me atienda.
  • Movilidad: Puedes quedarte en la cama o puedes moverte  y caminar por los pasillos,… En mi caso expuse que Prefiero tener movilidad hasta el momento de ponerme la epidural.
  • Manejo del dolor: Aquí se elige el tipo de analgesia que quieres o el deseo de no ponerte ninguna. De todas formas puedes poner que no quieres epidural en el plan de parto, y cambiar de idea mientras estás pariendo, y los profesionales respetarán tu decisión. En mi caso yo Solicito epidural, pero no oxido nitroso.
  • Material de apoyo: Depende de la disponibilidad de cada centro o de si tú lo llevas y es posible adaptarlo al espacio del hospital. En mi caso expuse que Desearía usar el espejo y otros materiales de apoyo para el parto. En mi opinión personal, yo sólo tuve espejo en el segundo parto, y se lo recomiendo a todo el mundo, porque creo que facilita mucho la tarea de empujar, ya que al visualizar con tus propios ojos la fuerza del empuje aunque tengas epidural, te resulta mucho más fácil controlar la contracción.

 Intervenciones

Creo que estos 2 puntos no son necesarios porque esto lo va a decidir el personal que te esté  llevando, ya que ellos te harán lo que sea mejor y lo que necesiten según el parto pero yo expuse lo siguiente:

  • Monitorización: De ser necesaria una monitorización continua, preferiría que fuera externa.
  • No quiero sondaje vesical.

En cuanto al siguiente punto, algunos no son ni negociables, cómo la canalización de vía venosa o los tactos vaginales, pues nada más entrar a parir te ponen la vía y para saber cuanto has dilatado necesitan hacer tactos vaginales, pero aún así yo puse que

  • Consiento, siempre previa información, tactos vaginales, administración de oxitocina o suero, canalización de via venosa, y rotura de la bolsa si los especialistas lo consideran necesario.

Periodo expulsivo

  • Solicito orientación de los profesionales en el momento de pujar. Esto creo que lo debe poner todo el mundo porque nadie te guiará mejor que quien hace esto todos los días.
  • Episotomía: sólo en caso necesario y se me informará de su necesidad de realización. En mi caso puse esto y fue lo único que recalqué varias veces durante el proceso porque en el primer parto no sólo no se me preguntó, sino que ni siquiera se me informó de que lo iban a hacer, y me dí cuenta que me había hecho episotomía cuando vi a la ginecóloga coserme los más de 12 puntos que me puso.
  • Nacimiento: Solicito piel con piel con la madre. En caso de no ser posible se me informará el porqué y se hará piel con piel con el padre. Yo elegí esta opción porque el hospital lo permitía, pero tenéis que informaros de si el hospital permite el piel con piel al padre, porque algunos no lo contemplan. Incluso en el que yo dí a luz, que contemplaban esta opción, cuando vieron al padre hacer el piel con piel en la habitación vino una enfermera extrañada a ver qué era lo que estaba haciendo.
  • No quiero donar el cordón, por lo que ruego se corte cuando deje de latir, y siempre que sea posible que lo haga el padre.  La práctica de donar el cordón todavía no está muy definida, o a mi por lo menos me da esa sensación, puesto que es muy probable que nunca llegues a usarlo y en caso de necesidad es más probable ser compatible con otra persona que con tu propia familia. Es verdad que esto es una decisión personal, puesto que donar el cordón no implica ningún riesgo ni para la madre ni para el niño, pero supone que tu hijo recién nacido deje de recibir células que le son beneficiosas. 
  • Todo lo que el personal sanitario considere oportuno que lo realicemos nosotros o que nosotros podamos ayudar en lo más mínimo, estaremos encantados de hacerlo. En mi segundo parto esto supuso que yo misma sacara a mi hija una vez tuvo la cabeza fuera, y que mi marido le cortara el cordón umbilical, algo que recuerda con emoción y como algo maravilloso.
  • Iniciar la lactancia inmediatamente después del nacimiento. En caso de querer dar el pecho, por supuesto, lo ideal es hacerlo inmediatamente después de nacer para que el niño lo haga de manera innata y natural. 
  • Siempre que sea posible, descarto el parto instrumental o por cesáreaYo expuse  esto aún siendo plenamente consciente de que los médicos lo realizarían si fuese necesario, pero era una forma de dejar constancia de que era como último recurso.

Este fue mi plan de parto pero si quieres ampliarlo o modificarlo en la página del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se descarga el documento del Plan de parto y nacimiento. Es bueno consultar también la Guía de Atención al Parto Normal para mujeres embarazadas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

¿Y tu parto cómo fue?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s